Share

Cámara baja adopta proyecto de ley de licencias sólo para conducción

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por: Keith M. Phaneuf 

El 18 de mayo por la noche, la Cámara de Representantes aprobó una medida que facilitaría la obtención de licencias restringidas “drive-only” para los residentes sin documentos.

El proyecto de ley, aprobada como 107-38 y que ahora se dirige hacia el Senado, también fue criticado por no abordar las preocupaciones sobre residentes indocumentados que conducen sin seguro.

Aun así, la medida contó con el apoyo de ambos partidos.

“Este proyecto hace algo por asegurar el cumplimiento” de las leyes de vehículos motorizados del estado, dijo el representante Tom O’Dea de New Canaan, republicano importante de la cámara en el Comité de Transporte. “¿Es perfecto? No, pero es mucho mejor de lo que era”.

El representante Juan Candelaria, D-New Haven, quien introdujo la medida, dijo que está diseñado para resolver problemas técnicos con una ley promulgada hace dos años.

En 2013, los legisladores decidieron permitir a los residentes indocumentados obtener una licencia que podía ser utilizada sólo para conducir, pero que no era aceptada como prueba de identificación para fines tales como la votación o abordar un avión. Pero hasta la fecha menos de 1850 licencias fueron emitidas. Aun más importante, alrededor de 45.300 solicitudes de estas licencias están pendientes ante el Departamento de Vehículos Motorizados, informó Candelaria.

La ley 2013 permite al DMV expedir licencias “drive-only” para los solicitantes que no puedan demostrar su residencia legal en los EE.UU. o proporcionar un número de Seguro Social. Pero deben proporcionar otras dos formas de prueba de identidad, como un pasaporte extranjero actual o vencido hace menos de tres años, una tarjeta de registro de votante extranjero, o un certificado de matrimonio.

Este nuevo proyecto de ley añadiría un certificado de nacimiento de un país extranjero como una prueba de identidad secundaria aceptable.

Los críticos del proyecto de ley argumentaron que esto sólo resuelve la mitad del problema que los legisladores trataron de resolver hace dos años.

La representante Brenda Kupchick, R-Fairfield, quien votó en contra del proyecto de ley, indicó que hace dos años los legisladores no sólo estaban preocupados porque los residentes indocumentados conduzcan sin licencia, sino también sin seguro.

Candelaria reconoció que el estado no requiere que las compañías de seguros hagan un seguimiento para verificar cuales conductores con licencia “drive-only” también están asegurados en Connecticut.

“Quizás deberíamos añadir esto al proyecto de ley”, dijo Kupchick.

La representante Melissa Ziobron, R-East Haddam, quien votó en contra del proyecto de ley, también señaló que el programa de licencia “drive-only” tiene cifras rojas de $500.000, y que aún debe resolver una enorme acumulación de solicitudes.

“Yo tendría mucho cuidado al ignorar los costos fiscales de la ampliación de este programa”, advirtió.

Leave a Comment