Share

Cosas que Podrían Recortar los Comisionados de Malloy, Si Se Les da la Autoridad

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Jacqueline Rabe Thomas y Arielle Levin Becker 
 
Desde que el gobernador Dannel P. Malloy pidió dar a los líderes de las agencias estatales la autoridad para recortar $360,8 millones, los legisladores estatales están tratando de adivinar cuales programas y servicios los funcionarios designados por el gobernador consideran “proyectos mascota” y objetivos de reducción o eliminación. 


“Lo que estoy tratando de saber es la respuesta a cuando alguien de un refugio de violencia doméstica me llama y pregunta “¿Nos recortaron o no?” Y debo decir que no lo sé. Porque no tengo cómo saberlo, dijo la semana pasada la representante Toni Walker, D-New Haven, presidenta de la poderosa comisión de redacción de presupuestos de la legislatura, al comisionado del Departamento de Servicios Sociales. 
¿Qué es lo que nocurrirá ahora que ha ocurrido antes?” preguntó la representante Melissa Ziobron, R-East Haddamal comisionado de la agencia de bienestar infantil estatal. 


a pesar que los líderes de la agencia han dado los legisladores del Comité de Asignaciones una serie de clichés en las últimas dos semanas para explicar cómo se podrían ahorrar millones de dólares, ellos dieron poca o ninguna información específica. Algunos dijeron que no habían determinado dónde se harían los recortes pidieron a los legisladores confiar en ellos para tomar las decisiones correctas. 
La comisionada de Educación Diana R. Wentzell explicó a la comisión de redacción de presupuesto que su agencia será “más eficiente”, y que sólo financiarían “servicios esenciales”. 


Con toda honestidad no sabemos”, dijo Joette Katz, comisionada del Departamento de Niños y Familias. “Realmente es una cuestión de confianza. De que ustedes confíen en mí.” 


Pero el pasado otoño, los líderes de la agencia nos dieron una visión de su posible rumbo. Cada año, la oficina de presupuestos del gobernador prepara un presupuesto para la consideración de la Asamblea General, y la administración pide a cada comisionado recomendar lugares donde reducir los gastos. 
Sus recomendaciones reaciavariaron entre el cierre de una unidad de desintoxicación en el Hospital de Connecticut Valley hasta recortar los fondos para centros de salud y la reducción de personal en las agencias de control cuya función es garantizar la integridad y responsabilidad del gobierno. 
Aquí tenemos algunos aspectos destacados seleccionados de organismos asesores presentados en octubre para el año fiscal que comienza el 1 de julio. 


El Departamento de Educación del Estado recomienda la eliminación de la financiación de un programa de tutoría para niños en New Haven. La agencia también habría eliminado la financiación de Bridges to Successun programa que provee tutores para ayudar a los estudiantes con alta necesidad prepararse para los exámenes de ingreso a la universidad. 


La Oficina de Educación Superior recomienda la concesión de $2.2 millones menos en becas a los estudiantes universitarios a través del programa de becas del gobernador.

 
Un programa que ayuda a detectar la demencia y ofrece servicios para ayudar a los pacientes a mantener su función cognitiva podría dejar de aceptar nuevos pacientes según una recomendación del Departamento de Estado sobre el Envejecimiento. 


La terapia y otros servicios comunitarios para niños maltratados y abandonados en el sistema de adopción se reducirían en $1 millón según una recomendación del Departamento de Niños y Familias. 
Se recortaría el personal en la Oficina de Responsabilidad del Gobierno, que incluye agencias de control como la Oficina de Ética de Estado, la Comisión Reguladora de Elecciones del Estado y la Comisión de Libertad de Información. 


Los servicios para personas sin hogar se reducirían en $3.9 millones según una recomendación del Departamento de Vivienda. 


El Departamento de Salud Mental y Servicios de Adicción recomienda ahorrar $11.9 millones con el cierre de la unidad de desintoxicación de 20 camas en el Hospital estatal de Connecticut Valley y recortar el crecimiento previsto en el número de personas que podrían ser atendidas en una serie de programas, incluyendo apoyo de vivienda, programas para jóvenes y personas con lesión cerebral traumática. 
El Departamento de Salud Pública recomienda recortar $381.911 para los departamentos y distritos locales de salud, casi $400,000 de los centros de salud escolar, y recortes más pequeños a diversos programas de salud pública. Pero funcionarios del departamento también advirtieron que los recortes podrían tener consecuencias, señalando que las reducciones podrían, entre otras cosas, reducir los servicios para adolescentes embarazadas en riesgo de usar drogas, alcohol o tabaco, reducir el acceso de los niños a la atención primaria, salud mental y atención dental en los centros de salud escolares, aumentar las tasas de envenenamiento por plomo en los niños, y afectar los servicios de salud pública en los departamentos de salud locales. 


Muchos de los líderes de las agencias identificaron montos mucho menorea los recortes del que pidió el director de presupuestos del gobernador. 


“He determinado que el Departamento de Agricultura no puede presentar de manera responsable una opción de reducción equivalente a un 5 por ciento,” escribió el Comisionado Steven Reviczky al director de presupuesto el 8 de octubre. “Creo que cualquier recorte adicional pondría en peligro la capacidad del organismo de cumplir con su responsabilidad estatutaria y regulatoria estatal y federal… Las reducciones adicionales al Fondo general podrían inhibir la venta en el estado de ciertos productos agrícolas y de la acuicultura. 


La Comisionada del Departamento de Salud Mental y Contra la Adicción, Miriam Delphin-Rittmon, escribió en octubre que, aunque sus recomendaciones cayeron por debajo del 5 por ciento de lo que la administración busca, su agencia había tratado de identificar ahorros que podrían lograrse de manera realista “proporcionando una red de seguridad necesaria para las personas a las que sirven“. 


El gobernador propone ahora que los líderes de las agencias recorten sus presupuestos más allá de lo que se les pidió identificar como ahorros el pasado otoño. La administración se ha comprometido a proporcionar a los legisladores y al público una lista de servicios existentes en un formato priorizado a principios del mes siguiente. 


El debate sobre el presupuesto de este año no sólo trata sobre cómo cerrar el déficit proyectado de $570 millones, sino de quiétendrá la autoridad para decidir qué recortar. Si bien los organismos tradicionalmente han tenido muchos ítems separados con cantidades específicas en dólares, el gobernador Dannel P. Malloy ha propuesto consolidar a la mayoría en uno sólo por departamento, llamados “operaciones de la agencia.” En este caso, casi todos los jefes de los organismos estarían a cargo de recortar el 5,75 por ciento por ítem, que suman $360,8 millones. 


Malloy afirma que este enfoque eliminaría la mayor parte del gasto estatal y se financiaría directamente a los “servicios básicos” del estado. 


“Uno establece las reglas de tal manera que comienza a proteger la cosa favorita de todos”, dijo el gobernador demócrata en el programa matinal de radio WTIC un día después de emitir su propuesta de presupuesto. “Si el proyecto favorito de alguien no es un servicio básico… las personas dirán, ‘Bueno, debemos comprar de cualquiera un voto por el presupuesto. O vamos a comprar el voto de esa persona de alguna forma. ‘ Tenemos que cambiar radicalmente ese sistema“. 

Leave a Comment