Share

Dar Regalos Puede ser Desafiante en Todo Momento, Pero Especialmente Durante la Navidad

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

 

Por Catherine Blinder

¿Al tío Gaspar todavía le encanta todo lo relacionado con el fútbol? ¿Su hermana Angela aún colecciona tazas con dibujos de búhos? ¿De qué tamaño es ahora su hermano mayor? ¿Y qué hay de todos los sobrinos que amaban sus regalos de libros y juguetes cuando eran pequeños, pero ahora que son adolescentes sólo están interesados ​​en dispositivos electrónicos que usted ni siquiera entiende?

Aunque un regalo bien escogido es algo maravilloso, y en muchas familias, un regalo de dinero en efectivo es perfectamente aceptable y habitual, hay otras veces que una tarjeta de regalo parece ser la solución perfecta, con la esperanza de que el receptor pueda elegir algo que realmente quiere y puede utilizar.

Pero no es tan sencillo. Hay dos leyes que se aplican a las tarjetas de regalo: federal y estatal. Las tarjetas de regalo que se venden en Connecticut por los minoristas, restaurantes o proveedores de servicios que tienen tiendas en el estado generalmente están cubiertas por las leyes estatales. Del mismo modo, las tarjetas que se venden en línea o por teléfono por este tipo de tiendas y luego son enviados a Connecticut generalmente están sujetas a las leyes estatales. En el estado, las tarjetas de regalo no caducan y no hay cargos.

Por otro lado, las tarjetas que son emitidas por una institución financiera o centro comercial caen bajo las leyes federales. Este tipo de tarjetas permiten una mayor flexibilidad ya que pueden ser canjeados por diferentes establecimientos. Sin embargo, tienen fechas de vencimiento y honorarios (las tarjetas telefónicas prepago y otras tarjetas recargables no están cubiertos por estas leyes.)

Además de decidir qué tipo de tarjeta usted quiere, ya sea una tarjeta de regalo de una tienda específica o una tarjeta más general emitida por un banco, debe considerar qué forma desea que tome su tarjeta de regalo. Para los destinatarios en su lista que son conocedores de la tecnología, usted puede ordenar una tarjeta de regalo en línea o por teléfono. Este luego será entregado directamente a su celular inteligente. Así no hay ninguna posibilidad de extraviarse, y es mucho más probable que pueda ser canjeado rápidamente, usualmente por Internet. En cambio, una tarjeta de regalo física es igualmente efectiva, pero si la pierde no hay nada que pueda hacer.

Si usted es el afortunado receptor de una tarjeta de regalo, asegúrese de usarlo rápidamente. Se estima que casi un cuarto de todas las tarjetas de regalo no son canjeados al año después de su recepción, y entre el 10 a 20 por ciento no se canjean nunca. O como muchas de esas personas desafortunadas que recibieron tarjetas de regalo de Radio Shack el año pasado, si se perdieron la noticia de que la tienda se declaró en bancarrota poco después de la navidad, ¡entonces se quedaron con una tarjeta sin valor y los sueños rotos de actualizar su teléfono!

Si recibe tarjetas de regalo por favor tome en cuenta lo siguiente:

  • Aunque las tarjetas de regalo no caducan, a veces las tiendas si, ¡por lo que debe canjearlos rápidamente!
  • En lo posible, intente gastar el valor total de la tarjeta antes de extraviarlo u olvidar su saldo restante.
  • Las tarjetas groupons no son tarjetas de regalo. Un Groupon es un cupón y el titular obtiene el valor de la cantidad comprada si la oferta caduca. Si el negocio caduca, los Groupons ofrecen un reembolso.

Entonces compre con sabiduría, y canjee rápidamente si usted es el receptor afortunado de una tarjeta de regalo de su tienda favorita. Y no importa cómo le llegó su regalo, ¡recuerde enviar un sincero agradecimiento!
Felices fiestas de parte de todos nosotros aquí en el Departamento de Protección al Consumidor, les deseamos un Feliz y Próspero Año Nuevo.

Este artículo fue escrito por Catherine Blinder, directora de educación y divulgación del Departamento de Protección al Consumidor del Estado de Connecticut. Para saber más sobre cómo el Departamento de Protección al Consumidor puede ayudarle, visítenos en línea en www.ct.gov/dcp.

Leave a Comment