Share

DeLauro Insta al Papa Abordar Problemas Sociales en Su Discurso al Congreso

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Ana Radelat | CTMirror.com

Traducido por Jamal Fox

Washington – La representante Rosa DeLauro ha liderado un esfuerzo de los demócratas del Congreso de pedir al papa Francisco impartir sus enseñanzas sociales al Congreso cuando el pontífice realice su discurso histórico el 24 de septiembre.

“Su poderoso ejemplo de solidaridad con los pobres y marginados, sin duda, ayudará a informar a nuestros debates actuales sobre las principales políticas de EE.UU. que afecta a los estadounidenses”, dijo DeLauro, demócrata del 3er distrito, en una carta que también fue firmada por otros 91 demócratas, incluyendo los representantes de Connecticut John Larson del distrito 1, Joe Courtney del distrito 2, y Elizabeth Esty del distrito 5.

La carta, enviada al Vaticano a mediados de agosto, es una mezcla de política y devoción. Se comunicó al Papa que “su mensaje de esperanza no podía llegar en un momento más decisivo, en particular para aquellos de nuestro país que están luchando con un salario mínimo, o dependen de la asistencia pública para poner comida sobre su mesa.”

DeLauro, una defensora de cupones de alimentos y otro tipo de asistencia nutricional para personas de bajos ingresos, y una firme partidaria del aumento del salario mínimo federal, dijo al Papa, “Como nación, nos encontramos luchando con una amplia gama de temas sociales”.

La carta enumeró esos temas: cuidado de salud, la creciente brecha entre ricos y pobres, cambio climático, inmigración y el aumento de las tensiones raciales, “sólo para nombrar unos pocos”.

La carta, que cuenta con el apoyo de muchos de los demócratas más liberales de la Cámara, regañó a “algunos del Congreso de Estados Unidos (que) se han negado a dar prioridad a un aumento del salario mínimo”.

Esta será la primera vez que un Papa se dirige a una sesión conjunta del Congreso.

Como muchos de sus predecesores, el papa Francisco tuvo sus diferencias con los Estados Unidos, en especial con los republicanos del Congreso, en temas de guerra y política social.

El presidente Obama dijo que el Papa habló sobre “los pobres, los marginados y la desigualdad creciente” durante una reunión en Roma en marzo, por lo que no será una sorpresa si menciona estos temas democráticos durante su discurso ante el Congreso.

El Papa Francisco también ha escrito una encíclica de 184 páginas sobre el cambio climático donde convoca a “un nuevo diálogo sobre cómo estamos forjando el futuro de nuestro planeta”, especialmente el futuro de los más pobres quienes son los más afectados por el cambio climático. Pidió a las naciones industrializadas frenar sus emisiones de carbono y otros contaminantes, en un mensaje que choca con la postura de muchos republicanos sobre el tema.

El Papa también ha hablado sobre la inmigración, nuevamente de una manera que quizás disguste a los republicanos del Congreso, instando a EE.UU. a acoger a los inmigrantes.

Aunque faltan varias semanas para su viaje a los Estados Unidos, el Papa comenzó a conectarse con algunos estadounidenses en reuniones virtuales desde el Vaticano: con un grupo de estudiantes de la Escuela Secundaria Jesuita Cristo Rey en Chicago, con la Iglesia del Sagrado Corazón en McAllen, Texas, y con un grupo de hombres y mujeres sin hogar en Los Ángeles.

A principios de este mes, Francisco dijo que permitiría a los sacerdotes católicos absolver a las mujeres que han sufrido abortos si ellas piden perdón durante el próximo Año Santo de la Misericordia, que comienza el 8 de diciembre

La visita de Francisco a Washington DC, y luego a Nueva York y Filadelfia, vendrá después de una parada en Cuba.

Él fue invitado a hablar ante el Congreso por el Representante de la Cámara John Boehner, republicano de Ohio, quien había hecho invitaciones similares a dos de predecesores de Francisco.

“Por fin he tenido éxito”, dijo Boehner después que Francisco aceptara la invitación.

Boehner admitió que el mensaje del Papa quizás  no concuerde completamente con la ideología del partido Republicano.

“Él tiene algunas posiciones que son un poco controversiales, ¡pero es el Papa!”, dijo.

El Centro de Investigación Pew estima que un tercio de los miembros del Congreso 114 se identifican como católicos.

Cada legislador fue otorgado un ticket para llevar a un invitado.

Larson ha invitado a su esposa al discurso del Papa. Los demás miembros de la delegación del Congreso de Connecticut aún no decidieron a quién invitar. Algunos, entre ellos el senador Chris Murphy, dicen que anunciarán a sus invitados en una posterior fecha.

El Departamento de Estado ha informado a los legisladores sobre el protocolo para la reunión con el Papa. Se les pidió usar colores oscuros. Las mujeres deben usar mangas que cubran sus codos y dobladillos que caigan por debajo de sus rodillas.

Nadie debe acercarse al Papa sin un gesto de invitación, indicó el Departamento de Estado.

Si el Papa se acerca, uno debe estrechar su mano, o si es católico y desea hacerlo, puede besar el anillo del Papa que lleva en su mano derecha.

El pontífice también aparecerá en una ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca, y celebrará una misa en la basílica católica de Washington

Leave a Comment