Share

El Efecto Colateral de la Diabetes: Infertility

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Shaun Williams, MD y Carolyn Gundell, M. S.

Traducido por Jamal Fox

Casi el 50 por ciento de los hispanos estadounidenses desarrollaran diabetes, una enfermedad donde la glucosa (azúcar en la sangre) es demasiada alta, según un informe del Centro de Control de Enfermedades (CDC) el 2014. La diabetes está vinculada con el aumento de peso, enfermedades del corazón, daño vascular, infertilidad y problemas graves de salud para el bebé y la madre durante el embarazo. Pocas personas se dan cuenta, y aún menos personas hablan, que la diabetes afecta la producción de las hormonas reproductivas, la capacidad de que una persona pueda concebir, y aumenta el riesgo del aborto espontáneo y defectos de nacimiento en el embarazo temprano.

Cómo la Diabetes Afecta la Fertilidad
Nuestros cuerpos dependen de las hormonas para regular una variedad de funciones, incluyendo la forma en cómo procesamos los alimentos y energía, así como cuando ovulamos (para mujeres) o producimos espermatozoides sanos (para los hombres). A un nivel básico, la diabetes y la infertilidad son evidencia de un desequilibrio hormonal.
La diabetes es una enfermedad metabólica donde la inhabilidad del organismo de producir suficiente insulina ocasiona niveles elevados de glucosa en la sangre, lo que hace que el páncreas tenga que bombear más y más insulina para mantener el control de la glucosa.
Para una pareja que trata de concebir, la producción de hormonas y la sensibilidad a la insulina están estrechamente vinculadas. Los niveles más altos de la producción de insulina pueden elevar los andrógenos como la testosterona y DHEAS, los cuales interfieren con el crecimiento de los folículos de los ovarios. Los folículos nutren el desarrollo del huevo hasta que quede suficientemente maduro y sea liberado por las trompas de Falopio en busca de células de esperma. La insulina elevada puede provocar ovulación irregular o nada debido al efecto negativo de los andrógenos elevados en el desarrollo del folículo.

¿Qué Pueden Hacer los pacientes?
Las personas que sospechan que están bajo riesgo de diabetes deben hablar con un médico. La diabetes es prevenible. Hay muchas razones para evitar esta enfermedad ubicua-las enfermedades del corazón, enfermedad hepática, complicaciones macrovasculares que dañan el cerebro y las piernas, y las complicaciones microvasculares que afectan los ojos, riñones, pies y nervios. Tal vez una de las razones más motivadoras es el deseo de formar una familia.
En nuestro consultorio, Reproductive Medicine Associates of Connecticut (RMACT), queremos que nuestros pacientes tengan la mejor oportunidad posible de lograr el éxito, y esto comienza con optimizar su salud, incluso si se requiere retrasar un ciclo de tratamiento de fertilidad. Los nutricionistas de RMACT están disponibles para  asesorar (a menudo cubierto por el seguro) y hay seminarios grupales para ayudar a los pacientes a mejorar su deteriorada glucosa y poder controlar la diabetes.
Consejos preliminares para controlar la glucosa elevada y su efecto sobre la fertilidad:

  • Pida a su médico un análisis de sangre. Sin importar si consulta a un especialista en fertilidad o internista, pida una hemoglobina A1c, un análisis simple de sangre que informa cómo está gestionando su cuerpo el azúcar.
  • Mida su Índice de Masa Corporal. Hay varios sitios web que permiten calcular su IMC con tal solo colocar su peso y altura.
  • Hable con un especialista en nutrición. Cambiar los hábitos alimenticios puede ser muy difícil, pero un entrenador y educador ayudará a los pacientes a formar hábitos alimenticios saludables.
  • Sean saludables juntos. Los pacientes tienen mayor éxito en hacer cambios en sus rutinas de dieta y ejercicio cuando una pareja lo hace con ellos.
  • Visite a un endocrinólogo reproductivo. Cualquier persona que ha estado tratando de concebir durante seis a doce meses sin éxito deben visitar a un especialista titulado en fertilidad.

Los padres a menudo hacen cosas por sus hijos que no lo harían por sí mismos. Vemos esto cuando los pacientes descubren que su salud está causando que una pareja tenga un bebé. Nos resulta inspirador y admirable que muchos de nuestros pacientes realizan cambios en sus hábitos porque están determinados y dedicados a sus familias.

Dr. Shaun Williams, un especialista en fertilidad en RMACT, es un obstetra ginecólogo y endocrinólogo reproductivo titulado que atiende a pacientes de fertilidad en Trumbull, Danbury, Stamford y Norwalk. También dirige el equipo FertiFamilia de RMACT, un equipo de habla española que incluye una enfermera, asesor financiero y asesor de paciente.
Carolyn Gundell, M.S., lidera el Programa de Nutrición de Fertilidad de RMACT. Ella tiene más de 25 años de experiencia en nutrición, asesoramiento a pacientes con enfermedades asociadas con la infertilidad, como la resistencia a la insulina, la diabetes y el síndrome de ovario poliquístico (SOP).
Para comunicarse con el Dr. Williams o Carolyn Gundell, por favor llame al 800-865-5431 o visite el
www.rmact.com. Si prefiere leer en español, haga clic en la bandera de español en nuestro sitio web.

Leave a Comment