Share

El Extremismo en Todas sus Formas es la Razón por la que Matan

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

 

Por Emanuela P. Leaf

Bajo la oscura sombra de los ataques terroristas y tiroteos en masa, nos encontramos paralizados frente a nuestras pantallas de televisión o teléfonos inteligentes en busca de cualquier tipo de información que arroje alguna luz sobre el motivo. Sólo este año, buscamos respuestas a lo siguiente:

18 de junio de 2015, Charleston, Carolina del Sur: Nueve personas fueron asesinadas a tiros en una histórica iglesia afroamericana en Charleston, Carolina del Sur. La edad de las víctimas varía entre los 26 a 87 años e incluyen a el reverendo Clementa C. Pinckney, un senador estatal prominente. La policía arrestó a Dylann Storm Roof, de 21 años, un hombre blanco con antecedentes de puntos de vista anti-negros.

16 de julio 2015, Chattanooga, Tennessee – Cuatro Marines y un sub-oficial de la marina murieron después de que un hombre abriera fuego en dos lugares militares. La Oficina Federal de Investigaciones identificó al pistolero, quien también murió, como Mohammod Youssuf Abdulazeez, de 24 años.

1 de octubre de 2015, Roseburg, Oregon: Cuando al menos 10 personas murieron por disparos en Umpqua Community College en el sur de Oregon después que el asesino Chris Harper Mercer, de 26 años, abriera fuego. El agresor murió en un intercambio de disparos con la policía.

27 de noviembre de 2015,Colorado Springs, Colorado: Tres personas murieron, un policía y dos civiles, y nueve fueron heridos cuando un hombre armado abrió fuego con un rifle de asalto en una clínica de Planned Parenthood. Robert L. Dear Jr., de 57 años, finalmente se rindió más de cinco horas después de que se dispararon los primeros tiros.

Y más recientemente, el 2 de diciembre 2015 en San Bernardino, California, la Policía de San Bernardino montó una intensa cacería buscando a un hombre y mujer armados, que dispararon decenas de disparos en una sala de conferencias, donde los empleados del condado se habían reunido en un centro de servicios para personas con discapacidad, dejando al menos 14 muertos y 17 heridos. Los presuntos tiradores, Syed Farook, de 28 y Tasfeen Malik, de 27 años, murieron en un tiroteo con la policía. Farook y su esposa fueron descritos por los familiares como devotos  musulmanes que habían regresado recientemente de Arabia Saudita.

Los nombres de las víctimas y autores cambian pero yo diría que “el motivo es el mismo.” Antes de entrar al ciclo sistémico de argumentar que las leyes de control de armas habrían impedido estos eventos o iniciar el contra-argumento de que “las armas no matan a la gente, sino las personas matan a personas”, consideren esto: la razón de que un terrorista o un asesino en serie comete tales actos horribles no radica en que las armas estaban a su disposición, sino en la ideología política, racial o religiosa que los hizo pasarse del límite, hasta el extremo.

El extremismo en todas sus formas es la razón por la que ellos matan, el extremismo en su forma política es la razón por la que nuestra nación se divide, el extremismo en su forma religiosa es la razón por la que el mundo está en guerra.

“Lo cuestionable, y lo peligroso sobre los extremistas no es que ellos son extremos, sino intolerantes. El mal no es lo que dicen sobre su causa, sino lo que dicen sobre sus oponentes.”- Robert F. Kennedy.

Así que en esta temporada reflexionemos sobre cómo cada uno de nosotros puede ser un punto de luz en la oscura sombra del dolor y tristeza sembrada por las manos de asesinos en masa y terroristas, tomando un momento para identificar nuestros propios lados extremos y darnos cuenta de cómo evitan que todos nosotros logremos nuestro objetivo común de tener un mundo menos violento.

Leave a Comment