Share

Estrategias prácticas para Desarrollar la Mentalidad de sus Hijos

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

 

Por Anne Mead

Ayudar al desarrollo de la mentalidad de crecimiento de sus hijos es fundamental para que ellos adquieran las habilidades necesarias para ser exitosos solucionadores de problemas, y para superar los retos. Las personas que tienen una mentalidad de crecimiento utilizan frases como “los errores me ayudan a mejorar” y “utilizaré algunas de las estrategias que tengo para resolver este problema”. Por ende, ¿qué pueden hacer los padres para aumentar la mentalidad de crecimiento de sus hijos? Adquirir una mentalidad de crecimiento es un proceso. Se necesita tiempo y persistencia para cambiar actitudes. Consideren a nuestro cerebro como un músculo que obtiene su forma en cómo lo usamos de diferentes maneras. Debemos recordar que nuestra inteligencia no es fija sino que puede ser cultivada.

Primeramente, alabe a su hijo sobre el proceso que utilizó. En lugar de decir ‘buen trabajo’, diga “veo que utilizaste muchas maneras diferentes para resolver eso”. Si su hijo está frustrado por no poder encontrar el bloque de color correcto mientras construye algo, usted puede decir “¿qué más puedes hacer para encontrar el color correcto?” Puede sugerir volcar el contenedor de bloques a un plato o inclinar el recipiente para encontrar uno. Una vez que el niño realiza la tarea diga “trabajaste duro para encontrar los colores adecuados para los patrones”. En este ejemplo, el niño está aprendiendo habilidades de resolución de problemas que pueden ser replicados en otras situaciones y está aprendiendo persistencia.

En segundo lugar, hable con su hijo sobre las posibles soluciones a los problemas. Divida el problema en partes más pequeñas para que parezca más fácil y anime al niño a encontrar soluciones diferentes para cada parte. Estas estrategias ayudan a los niños a superar la frustración y les dan habilidades valiosas para resolver problemas en el futuro.

En tercer lugar, utilice lo que su hijo ya sabe y conéctelo al problema. Si su hijo es bueno para volar una cometa y quiere hacer su propia cometa, ayúdele a pensar sobre las partes de la cometa y cómo podría crear piezas similares. Este proceso les ayuda a recordar lo que ya saben y lo vinculan a un nuevo proceso.

En cuarto lugar, conéctese con los sentimientos de su hijo. Aunque un niño se sienta decepcionado por no poder lograr algo al primer intento, al ayudarle a superarlo desarrolla resiliencia y los empodera para enfrentar problemas más difíciles. Haga un esfuerzo para hablar con su hijo sobre cómo se sentían antes y después de vencer la tarea.

En quinto lugar, ¡la práctica hace al maestro! Usted y su hijo quizás deban practicar nuevas estrategias varias veces hasta que encaje en el esquema cerebral del niño. Anime a su hijo a intentar nuevamente usando palabras alentadoras hasta que se convierta en una práctica común.

Estas estrategias benefician y desarrollan las estrategias de resolución de los problemas de sus hijos y aumentan su conocimiento. Poseer estas habilidades son fundamentales para preparar a los niños para la escuela, hacer frente a los rigores del aprendizaje del siglo 21 y tener éxito en la escuela.

Anne E. Mead, M. Ed. es la administradora de Educación Infantil y Programas de Aprendizaje Extendido de las Escuelas Públicas de Danbury. Si tiene alguna pregunta, por favor no dude en comunicarse con ella al 203-830-6508 o a meadan@danbury.k12.ct.us.  

Leave a Comment