Share

Estudiantes Locales Expresan el “Poder del Bilingüismo”

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

 

Emanuela P. Leaf

Hay casi 5 millones de estudiantes del idioma inglés en los EE.UU., o alrededor del nueve por ciento de todos los estudiantes de las escuelas públicas, y estas cifras van aumentando.

En Connecticut, la población de estudiantes que aprenden inglés (ELLs) ha incrementado en casi un 50 por ciento en los últimos 10 años. Aunque el español es el idioma más hablado entre los estudiantes de inglés, el segundo es el portugués.

El número de inmigrantes procedentes de otros lugares, que hablan idiomas diferentes, también está creciendo. Según el Departamento de Educación de Connecticut, 34.833 estudiantes de ELL de 173 escuelas públicas tienen 143 idiomas dominantes diferentes.

Bajo la ley federal, los estudiantes ELL tienen derecho a recibir servicios de soporte en inglés hasta que puedan demostrar dominio del inglés cumpliendo el estándar educativo estatal de dominio del inglés.

En Connecticut, se utilizan dos programas para lograr este objetivo. Uno de ellos es el programa ESL (Inglés como Segundo Idioma), que se define como “un programa que sólo utiliza el inglés como lengua de enseñanza.” Es ofrecido a estudiantes de secundaria elegibles a menos de 30 meses antes de su graduación. El segundo programa es el programa de educación bilingüe.

Hay dos tipos de programas bilingües. Los programas de transición de educación bilingüe utilizan el idioma dominante del estudiante (disminuyendo con el tiempo) y la enseñanza del inglés para que el alumno finalmente logre dominar el idioma inglés.

Los programas duales bilingües también utilizan los idiomas dominantes de los estudiantes y la enseñanza del inglés, pero a diferencia de los programas de transición, su objetivo es desarrollar aptitud en ambos idiomas.

Algunos sostienen que este último es el objetivo final: Animar a los estudiantes ELL a dominar el inglés sin perder su lengua materna.

“Un programa de educación bilingüe es un medio muy eficaz para proporcionar instrucción de contenido básico en el idioma nativo del estudiante ya que el estudiante está aprendiendo inglés. Los estudios también indican que las habilidades de contenidos aprendidos con el primer idioma pueden ser transferidos a trabajos de aulas en inglés cuando el alumno llega a ser más competente en inglés”, dijo Chalise Ross, co-presidenta del sub-comité de Educación Bilingüe de Administradores de Programas de Aprendices del Idioma Inglés (CAPELL) de Connecticut. “Por ejemplo, una vez que los estudiantes aprenden cómo identificar la idea principal y detalles de un texto en su lengua materna entonces serán capaces de aplicar esta habilidad al leer en Inglés.”

CAPELL se dedica a mejorar la experiencia educativa de los estudiantes del idioma inglés en el estado. Parte de su misión es también promover el conocimiento y sensibilidad intercultural en Connecticut. CAPELL ha sido activo apoyando la educación bilingüe y la aprobación de la alfabetización bilingüe en Connecticut. Su membresía representa a distritos en todo el estado con programas para estudiantes ELL.

Connecticut tiene un estatuto obligatorio de educación bilingüe que específicamente exige al Departamento de Educación identificar anualmente a las escuelas con 20 o más estudiantes ELL que tienen el mismo idioma dominante, y requiere de estas escuelas ofrezcan un programa de educación bilingüe en ese idioma al siguiente año escolar.

Sobre la base de las cifras de matrícula del 2013-14, el Departamento identificó 253 programas bilingües obligatorios en 232 escuelas diferentes en 36 agencias locales de educación para el año escolar 2014-15. El español representó 232 programas bilingües, seguido de portugués (11), criollo haitiano (3), árabe (3), Karen (2) y uno en polaco y serbo-croata.

El año pasado, la organización deseaba encontrar una manera de destacar el bilingüismo de una manera positiva y articular los valiosos que son los estudiantes de inglés en sus escuelas y comunidades.

“Con esta visión, creamos el concurso de Poder del Bilingüismo. Queríamos una manera de recolectar y mostrar lo que significa el bilingüismo para nuestros estudiantes, y para nuestro futuro. Nuestro primer año atrajo a 100 participantes de todo el estado”, dijo Ross.

Las Historias de Vinicius y Sergio

Recientemente, CAPELL anunció a los ganadores de este concurso a nivel estatal. Vinicius Andrade de noveno grado de la secundaria Bethel High School y Sergio Ortega de quinto grado de Johnson Elementary School fueron los dos subcampeones de Connecticut.

“Vinicius escribió un artículo sobre su experiencia de venir a este país, aprender el idioma, y su deseo de ser trilingüe. Sergio creó un poema sobre su experiencia de aprender un nuevo idioma y las oportunidades que le trae”, explicó con orgullo Stacey DeVita, Líder de Equipo ELL del distrito e instructora de ELL en las Escuelas Públicas de Bethel, además de ser miembro de CAPELL.

Por sus logros, cada uno recibió un certificado y una tarjeta de regalo de $50 de Target.

Tribuna entrevistó a Vinicius y Sergio en la Escuela Primaria Johnson.

Vinicius tiene 14 años. Nació en Brasil, en Governador Valadares. Poco después de que su madre diera a luz a Vinicius, ella emigró a los Estados Unidos para reunirse con su marido, quien les había dejado cuando ella estaba en cinta, para mantener a la familia y tener la oportunidad de lograr su sueño de tener su propia casa. Vinicius fue criado por su abuela en el pequeño pueblo de Sapucaia hasta sus 5 años, cuando se reunió con sus padres en los Estados Unidos.

“Fue una gran transición para mí. Yo no entendía nada de lo que la gente decía. Supongo que donde yo vivía en Brasil todo era tan pequeño, y aquí es tan grande. ”

Vinicius escribió sobre su historia de inmigración familiar y de cómo ser bilingüe asegurará un mejor futuro:

“Me gustaría ser abogado. Mis conocimientos en idiomas serán útiles para ayudar a los brasileños que no saben inglés. Además, los puestos de trabajo mejor pagados requerirán que los solicitantes conozcan más de un idioma. Esto me hace sentir que tendré una ventaja sobre las otras personas que aplicarán para el trabajo. Seguiré trabajando en aprender inglés y portugués. También estoy aprendiendo francés. Cuantos más idiomas conozca más posibilidades tendré de conseguir un trabajo que pague más. Ser bilingüe ha costado mucho trabajo, pero las recompensas son grandes”.

La historia de Sergio es similar a la de Vinicius. Él también fue criado por familiares hasta que pudo reunirse con su madre. “Mi mamá necesitaba un trabajo. Éramos muy pobres.” En su poema BEING BILINGUAL, presentado como una entrada de competencia, Sergio comparte su viaje como inmigrante y estudiante bilingüe de una bella manera:

“De un país a otro,

Porque nuestra familia no quería que pasáramos hambre.

Buscando una mejor vida

Aprendiendo un nuevo idioma desde mis cinco años

Empezando a traducir

Todo lo que escuchaba en el estado

Consiguiendo una mejor educación,

Ahora estoy ayudando a los niños de diferentes naciones

Ser bilingüe me da la oportunidad de hacer nuevos amigos

Es una gran historia y aún no termina”.

Pregunté a los estudiantes cómo se sienten cuando escuchan a la gente decir cosas negativas sobre los inmigrantes.

“Si dijeran cosas malas sobre mi familia me afectaría, pero no lo están haciendo. Sólo están hablando en general, y no a mí en persona,” respondió Sergio.

“Siento que si la gente habla mal de los inmigrantes, eso es en base a su opinión. Ellos deberían conocer a la gente. No conocen lo difícil que eran sus vidas antes de venir a los Estados Unidos”.
También les pregunté dónde se sentían más en casa. ¿Aquí, o en Brasil o Guatemala?

Para Sergio, él se acostumbró a estar aquí. “No creo que me sentiría cómodo en Guatemala nunca más”, dijo Vinicius. “Ahora me siento cómodo aquí porque mi familia está aquí.”

Para DeVita, su sentido de pertenencia tiene mucho que ver con el ambiente acogedor de las Escuelas Públicas de Bethel.

“Estamos muy orgullosos de esto y muy orgulloso de ellos. Cuando están en cualquier entorno escolar, queremos que ellos se sientan absolutamente cómodos, nutridos y enfocados en su educación”, dijo DeVita. Ella se describió a sí misma como una educadora con un afecto para los estudiantes del idioma inglés, y añadió, “Bethel está ansiosa por participar en el concurso del 2016 y me gustaría animar a otras escuelas de la zona a participar también.”

Para obtener más información sobre el concurso, visite www.capellct.org.

Leave a Comment