Share

Flores Fritadas de Calabacín

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Alicia Ghio

Traducido por Jamal Fox

A pesar que disfruto de los calabacines de verano, hay algo que me gusta aún más: sus flores. Cuando se recubren con un poco de masa y son fritados, hacen un bocado tan adictivo como las patatas fritas. Yo lo conozco como un clásico plato italiano norteño, sin embargo, son una delicia de temporada que se extiende por muchas cocinas del mundo.

Aunque la mayoría de los restaurantes italianos las rellenan con queso ricotta, yo las prefiero sencillas. Las preparo igual que mi abuela, sumergiéndolas en un rebozado ligero, y luego fritando y espolvoreado con sal gruesa.
Para obtener el mejor sabor, recomiendo que las flores sean recogidas y consumidas el mismo día.

Flores Fritadas de Calabacín

Sirve 3-4 porciones como aperitivo
Ingredientes

  • 18 a 20 flores de calabacín
  • 1 huevo grande
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de agua fría
  • Sal (a gusto)
  • Aceite vegetal
  • Aceite de oliva

Instrucciones

  1. Prepare las flores: Quite suavemente las hojas de la base de las flores. Retire con cuidado sus pistilos (la parte interna sobresaliente que contiene el polen). Enjuague las flores por dentro y fuera.
  2. Escurra en un colador. Luego extiéndalos sobre una toalla.
  3. Prepare la masa: Bata el huevo en un plato pequeño. Luego, agregue el agua y la harina. Siga batiendo hasta que desaparezcan los grumos. Queremos que la masa quede bien liviana. Puede agregar más agua si es necesario. Añada una pizca de sal.
  4. En una sartén profunda, a fuego medio-alto, vierta en partes iguales el aceite vegetal y aceite de oliva. Queremos que el aceite llegue a casi media pulgada.
  5. Una vez que el aceite esté caliente, remoje las flores en la masa y luego escurra cualquier masa extra. Colóquelos inmediatamente en el aceite. Frite grupos de 3-4 flores a la vez.
  6. Frite las hojas hasta que queden ligeramente dorados por un lado. Luego vuelque y frite hasta que su otro lado también quede dorado.
  7. Cuando todos los lados estén dorados, retire con cuidado las flores de la sartén y colóquelos en una parrilla de enfriamiento forrado con una toalla para que el aceite extra se escurra. Las flores cocidas deben quedar delicadas y crujientes. Puede rociar una pizca de sal sobre las flores cocidas.
  8. Sirva inmediatamente.

Leave a Comment