Share

Ideas de Snacks Saludables Para Sus Pequeños Atletas

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por StatePoint

Traducido por Jamal Fox

Los niños parecen tener energía ilimitada, pero correr por los campos de fútbol o béisbol requiere esfuerzo, y quema muchas calorías. Como padre o entrenador, es importante asegurarse de que los niños estén bien alimentados. Ellos jugarán mejor en el campo y se sentirán mejor después.

Sin importar que sea para alguna práctica o campeonato, vengan preparados con estos bocadillos nutritivos, rápidos de preparar y nada complicados:

  • Verduras de la victoria: Traiga verduras que sean fáciles de comer, como zanahorias, apio y rodajas de pimiento. Ellos proporcionan vitaminas y nutrientes valiosos, y no son pesados para los jóvenes atletas.
  • Frutas de primer lugar: naranjas, mandarinas, sandía y otras frutas jugosas están llenas de vitaminas. Y su alto contenido de agua ayudará mantener a los niños hidratados. Haga que estos sabrosos bocadillos de fruta sean aún más fáciles de comer cortándolos en rodajas, pelando y envasándolos en bolsas desechables. Un dato curioso: las aceitunas, aguacates y tomates, ¡son frutas!
  • Un sabor ganador: Los olivos son esenciales en las recetas audaces y saludables de las dietas de estilo mediterráneo. A menudo se utilizan en la cocina o se preparan en las comidas, pero también hacen un aperitivo fantástico.

Una manera fácil de incluir aceitunas en las pre y post meriendas rutinarias de juego de sus hijos es con Pearl Olives To Go! Esta aceitunas no liquidas en taza están disponibles en la variedad más popular de Estados Unidos: las aceitunas deshuesadas negras de California. Todos lo que deben hacer los niños es quitar la tapa y comer, evitando cualquier desorden habitual de las meriendas. También están libres de gluten, sin leche, sin azúcar, sin colesterol, sin trans-grasas, libres de transgénicos y veganos.

  • Proteínas poderosas: Un tónico de proteínas después de una actividad física y vigorosa ayuda a reparar los músculos. Un puñado de almendras o una cucharada de mezcla de frutas secas es fácil de llevar en una bolsa de plástico re-sellable y otorga una dosis nutritiva de antioxidantes y omega-3. Los palitos de queso son otra opción portátil de proteína.
  • Reponer y rehidratar: Si bien la alimentación es importante, no pase por alto la importancia de la reposición de líquidos y electrolitos perdidos durante la intensa actividad. Los niños deben saciar su sed en todo el juego, sobre todo en climas más cálidos. El agua es siempre la mejor opción para la hidratación. Para reabastecer el sodio necesario, ofrezca a su pequeño atleta un aperitivo salado, como aceitunas, como una alternativa saludable, sencilla y natural para las meriendas menos saludables como papas fritas.

Ofrezca pocas bebidas deportivas, las cuales pueden estar cargados de calorías y azúcar y son generalmente innecesarios para el campo de los deportes, excepto en casos de ejercicios prolongados y vigorosos, según la Academia Americana de Pediatría.

Ya sea que esté preparándose para un gran juego o disfrutando de un partido de práctica informal en el parque, no olvide los aperitivos que mantendrán sanos, hidratados y fuertes a toda su familia deportiva y activa.

Leave a Comment