Share

Infusión Fría de Té de Lavanda y Menta

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Alicia Ghio

Traducido por Jamal Fox

Es importante mantenernos hidratados, especialmente durante el calor del verano. La regla general exige tomar ocho vasos de 8 onzas de agua por día. Estar bien hidratado es clave para tener una piel, huesos, músculos, y digestión sanos. La hidratación permite que nuestros cuerpos eliminen las toxinas de todos los días.
El agua es la mejor opción para la hidratación, pero los zumos de frutas y verduras, leche, té de hierbas, e incluso las bebidas con cafeína como el café pueden contribuir a la ingesta diaria de agua. Yo bebo 64 onzas de agua filtrada del grifo todos los días. Sin embargo, cuando necesito algo con un poco de sabor preparo té de hierbas sin azúcar. Es una alternativa sabrosa y refrescante.
En lugar de utilizar agua caliente para hacer té de hierbas, yo utilizo el método de infusión fría. Es increíblemente fácil. Sólo coloque su té o hierbas en agua fría y deje que el agua extraiga el sabor lentamente en el refrigerador. Esta receta contiene una de mis combinaciones favoritas de hierbas: lavanda y menta.
Infusión Fría de Té de Lavanda y Menta

Sirve 4 tazas

Ingredientes

  • 1 taza de hojas de menta frescas color naranja
  • 2 cucharadas de flores secas de lavanda
  • 4 tazas de agua

Instrucciones

  1. Enjuague brevemente la menta y lavanda en agua caliente.
  2. Coloque la lavanda seca y menta fresca a un tarro con tapa de 1 litro
  3. Vierta el agua fría. Cierre la tapa. Menee levemente el tarro para mezclar el agua y las hierbas.
  4. Deje en el refrigerador durante 4 a 10 horas (dependiendo de cuan fuerte lo quiere).
  5. Cuando la infusión esté lista, depure y sirva.

Leave a Comment