Share

Jefes de Agencias Estatales Lanzan Campaña de Verano de Conducción Segura para Adolescentes

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por el Personal de Tribuna

Traducido por Jamal Fox

El 14 de mayo, la Vicegobernadora Nancy Wyman anunció el lanzamiento de la campaña estatal anual de verano de conducción segura, una iniciativa multi-institucional que combina la divulgación y aplicación diseñada para prevenir el consumo de alcohol y la conducción bajo los efectos entre los jóvenes conductores de vehículos motorizados.

La campaña se inició en un evento de Saint Francis Hospital y Medical Center en Hartford con la ayuda del Comisionado del Departamento de Estado de Vehículos Motorizados (DMV) Andrés Ayala, Jr, el Comisionado del Departamento de Transporte (DOT) James Redeker, la Comisionada del Departamento de Salud Pública (DPH) Jewel Mullen, el Comisionado del Departamento de Protección al Consumidor (DCP) Jonathan Harris, la Comisionada del Departamento de Salud Mental y Servicios Contra la Adicción (DMHAS) Miriam Delphin-Rittmon, los miembros de la Policía estatal de Connecticut, la Asociación de Jefes de Policía de Connecticut, y otros defensores.

“Con algunas de las leyes de conducción para adolescente más estrictas del país, Connecticut está sufriendo menos lesiones y muertes entre los conductores jóvenes, lo cual es una buena noticia para todos”, dijo la Vicegobernadora Wyman. “Dicho esto, los adolescentes todavía están entrando en coches con conductores ebrios, y ellos reportan que beben mientras conducen. Los organismos del estado en todo Connecticut, la policía, y otros están aquí hoy unidos en un esfuerzo por mantener a nuestros conductores más jóvenes, y a nuestras carreteras, seguras para todos”.

Las estadísticas publicadas recientemente por el DMV muestran que los conductores adolescentes y víctimas mortales estuvieron en el nivel más bajo en 12 años el 2014, con una sola víctima mortal entre los conductores de 16 a 17 años de edad, y ninguna víctima mortal de pasajeros de 16 a 17 años.

“Con las graduaciones, fiestas, y la temporada de conciertos de verano cerca, esta es una buena oportunidad para recordar a todos los conductores de su responsabilidad al volante”, dijo el Comisionado del DMV Ayala, cuya agencia patrocina el programa de educación de “Tú no sólo estás de pasajero, la seguridad es responsabilidad de todos.” Y añadió: “El DMV, el estado y la policía local hacen cumplir las leyes de conducción segura, pero la prevención en el hogar, en el vehículo, y entre amigos es clave para tener carreteras más seguras”.

Entre 2009 y 2013, las estadísticas estatales DOT muestran que 1.042 accidentes relacionados con el alcohol se han producido con conductores entre 16 y 20 años de edad. Estos incluyen 46 accidentes mortales y 52 víctimas mortales.

DOT está lanzando la campaña con fondos federales “¡No es mi Hijo!”, una serie de comerciales de televisión y radio, vallas publicitarias y mensajes de los medios sociales que enfatizan los peligros de conducir en estado de ebriedad.

“Debido a su falta de experiencia al volante, los conductores adolescentes corren un mayor riesgo de accidentes. De hecho, los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte entre los adolescentes estadounidenses”, dijo el Comisionado de DOT Redeker. “Transmitir este importante mensaje anima a los padres a tomar un papel activo en su seguridad, y puede ayudar a prevenir lesiones y tragedias.”
El 2013, la Encuesta de Salud de las Escuelas de Connecticut (CSHS) llevada a cabo por el DPH y el Departamento de Educación de Connecticut informó lo siguiente:

-Veintidós por ciento de los adolescentes reportaron estar en un coche con un conductor ebrio.

-Nueve por ciento de los conductores adolescentes reportaron conducir en estado de ebriedad.

“En el CSHS del 2013, se descubrió que uno de cada cinco estudiantes reportaron borracheras, y más de un tercio de los adolescentes informaron que consumieron alcohol en el mes anterior a la encuesta,” dijo el Dr. Mullen, Comisionado del DPH.

La campaña de verano de conducción segura para adolescentes incluye una aplicación adicional por la División de Control de Bebidas Alcohólicas del DCP y la policía estatal y local.

“La División de Control de Bebidas Alcohólicas ayuda a mantener el alcohol fuera del alcance de los adolescentes al educar a los minoristas y realizar actividades de aplicación que llevan fuertes consecuencias para aquellos que venden licor a menores de edad”, dijo el comisionado Harris. “Nuestros esfuerzos, combinados con el de los padres, amigos, minoristas, educadores, fuerzas del orden, y todos los que escuchan este mensaje, puede salvar vidas.”

Los programas de prevención también están siendo patrocinados por DPH, DMHAS, conciertos Live Nation, MADD, y otros defensores.

“Todos estamos muy familiarizados con las trágicas consecuencias del consumo de alcohol en menores de edad”, dijo el Comisionado de DMHAS Delphin-Rittmon. “Esta iniciativa puede ayudar a salvar vidas. La educación, aplicación, y el tratamiento son todas las estrategias que impactan positivamente en la vida de los jóvenes y sus familias”.

Leave a Comment