Share

Las Puntuaciones Caen a Medida que Los Estudiantes Toman Nueva Prueba Más Difícil

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Jacqueline Thomas Rabe | CTMirror

Traducido por Jamal

Los resultados de las pruebas estandarizadas que los padres están acostumbrados a ver de la escuela de sus hijos han caido a medida que el estado implementa una prueba más difícil alineada con los polémicos Estándares Estatales Comunes.

Las notas emitidas el 28 de agosto de las pruebas tomadas el pasado año escolar demuestran que el 39 por ciento de los estudiantes de las escuelas públicas de Connecticut aprobaron el examen de matemáticas del estado, una caída significativa del 83 por ciento en 2013.En inglés, el 55 por ciento de los estudiantes aprobaron el año pasado, menos que el 81 por ciento en lectura y 84 por ciento en escritura del 2013.

Los funcionarios de educación del estado no están sorprendidos, ya que han estado advirtiendo que esta caída iba a suceder, como sucedió en los otros estados que cambiaron a exámenes alineados con el Estándar Común.

“Estos resultados no significan que nuestros estudiantes están aprendiendo menos, sino que indica que hemos subido el nivel”, dijo la Comisionada de Educación del Estado, Dianna Wentzell. “Estos resultados cumplen con nuestras expectativas. Sin embargo, tenemos espacio para crecer y más por hacer.”

El gobernador Dannel P. Malloy, cuya administración ha sido criticada por los sindicatos de maestros del estado por desplegar los nuevos estándares y pruebas académicos, reafirmó su compromiso con el cambio.

“Tenemos una crisis educativa en los Estados Unidos, y es porque por demasiado tiempo, las expectativas eran demasiada bajas. Ahora, tenemos un enfoque láser de preparar a los niños con las habilidades que necesitan para la universidad y más allá… Es por esto que estamos en este punto de transición importante, y es por esto que hemos creado este nuevo nivel de base con la que podamos medirnos”, dijo el gobernador demócrata.

Más Estudiantes se Saltan la Prueba

El número de estudiantes que optan por no tomar los exámenes estatales también aumentó el pasado año escolar, una tendencia referida como el “movimiento opt-out”. La preocupación de los padres ha aumentado que sus hijos están perdiendo demasiado tiempo en la escuela tomando exámenes o preparándose para los exámenes.A nivel estatal, el 4 por ciento de los estudiantes elegibles no tomaron los exámenes el último año escolar, más que el casi 1 por ciento del 2013.

El gobierno federal ha advertido que los estados y distritos escolares podrían perder financiación si la participación en los distritos individuales y escuelas cae a menos del 95 por ciento.”Es la responsabilidad de los Estados garantizar que todos los estudiantes sean evaluados anualmente, ya que esto da a los educadores y padres una idea de cómo está el rendimiento del estudiante y garantiza que las escuelas estén atendiendo a las poblaciones tradicionalmente marginadas”, dijo Dorie Nolt, Portavoz del Departamento de Educación de EE.UU.

A nivel estatal, una de cada siete escuelas no hizo dar el examen al 95 por ciento de sus estudiantes y una de cada 12 escuelas tenían menos de 90 por ciento de participación, según los datos preliminares emitidos el 28 de agosto

Los datos demostraron que 132 escuelas no tenían el 95 por ciento de participación de los estudiantes elegibles para el examen de inglés y 144 escuelas no cumplieron con el umbral para el examen de matemáticas.

No está claro qué sucederá con estas escuelas.

“El Departamento [de Educación de EE.UU.] aún no tuvo que retener el dinero en cuanto a este requisito porque los estados han cumplido o han abordado adecuadamente este tema con las escuelas o distritos que evaluaron menos del 95 por ciento de sus estudiantes”, dijo Nolt.

El New York Times informó la semana pasada que los funcionarios de educación de Nueva York fueron comunicados que la financiación federal no sería retenida, pero Nolt dijo que aún no se tomó ninguna decisión para Connecticut u otros estados.En el día de emisión, el jefe de educación del estado Wentzell se mostró ambiguo al describir cómo el Estado tiene previsto abordar las bajas tasas de participación en las escuelas de Connecticut, y si la financiación está en peligro.

“Trabajaremos con nuestros distritos para asegurarnos de tener los mismos niveles de participación”, dijo. “Creo que cuando terminemos de hacer el análisis final, tendremos un puñado de casos, literalmente. Quizás tengamos que emitir acciones correctivas más severas.”

Las Pruebas Consideradas Como Temas de Derechos Civiles

Los funcionarios estatales dicen que, entre otras cosas, las pruebas son un problema importante de derechos civiles.

“No hay nada más justo que la información honesta sobre el rendimiento. No podemos cumplir con el aspecto más importante de la equidad y el derecho ciudadano de una buena educación pública si no sabemos dónde se encuentra cada niño en el estado en relación a haber tenido acceso y capacidad de lograr éxito”, dijo Wentzell.

A medida que más padres se comprometieron a evitar que sus hijos tomen la prueba el año escolar pasado, los grupos nacionales de derechos civiles señalaron lo importante que son las pruebas estandarizadas para enfatizar las diferencias en el rendimiento entre los estudiantes minoritarios y sus compañeros de clase.

Los datos del estado no muestran grandes diferencias en donde los grupos de estudiantes se saltaban la prueba. Las tasas de participación estaban alrededor del 96 por ciento por cada grupo de estudiantes.Sin embargo, existen grandes brechas de rendimiento en cómo los diferentes grupos de alumnos toman los exámenes. Aunque dos tercios de los estudiantes blancos aprobaron el examen de lectura y escritura, menos de un tercio de los estudiantes hispanos y negros aprobaron. En matemáticas, la mitad de los estudiantes blancos aprobaron a comparación del 13 por ciento de estudiantes negros.

¿Para Qué se Utiliza la Prueba?

Los funcionarios estatales planean utilizar los resultados de las pruebas para identificar las escuelas con más bajo rendimiento del estado. En los últimos años, a medida que el financiamiento adicional para la educación estatal era disponible, estas escuelas y distritos recibieron casi toda la financiación adicional.

“Y tenemos que seguir así”, dijo Wentzell a los reporteros.

Los resultados de la prueba también representarán a casi una cuarta parte de la evaluación de los maestros en dos años escolares. Los maestros serán calificados en base al progreso de los estudiantes en los exámenes cada año.Sheila Cohen, presidenta del sindicato de maestros más grande del estado, dijo que el estado no debería estar basando sus decisiones en los resultados de estos exámenes.”Los maestros opinamos que los nuevos resultados de SBAC a nivel estatal no son un fiel reflejo de lo que los estudiantes de Connecticut saben y son capaces de hacer. Todo apunta a que SBAC no sólo es injusto y no válido, sino que también es un experimento fallido”, dijo.

“SBAC no tiene significancia para hacer evaluaciones críticas sobre el desempeño de los estudiantes, escuela y maestros, ni tampoco es un indicador exacto por el cual deben determinarse las decisiones sobre la instrucción individualizada de los estudiantes, programas y los fondos”, dijo Cohen.Los padres y funcionarios del Estado no podrán comparar fácilmente los resultados de Connecticut con los demás estados que tomaron las evaluaciones Smarter Balanced Assessments porque los funcionarios de la mayoría de estos estados se opusieron a tener una base central de datos para fines de comparación.

Wentzell dijo que apoya el establecimiento de un sistema para poder realizar las comparaciones a nivel nacional.

“Algunos estados no querían una comparación directa”, ella dijo. “Pero no estamos tan preocupados por esta comparación”.

 

Leave a Comment