Share

Manténganse Seguros Durante el Mes Nacional de Educación de Seguridad Alimentaria

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por StatePoint

La intoxicación alimentaria, una enfermedad causada por bacterias u otros agentes patógenos en los alimentos, causa aproximadamente 48 millones de enfermedades (representando uno de cada seis estadounidenses), 128.000 hospitalizaciones y 3.000 muertes al año en los EE.UU., según estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.
Con las prácticas adecuadas de seguridad alimentaria usted puede reducir sustancialmente el riesgo, afirman los expertos.
“Ya sea preparando la cena o simplemente recalentando las sobras, hay prácticas importantes de seguridad alimentaria que uno debe recordar”, dice Joan Salge Blake, nutricionista dietista titulada y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética.
Salge Blake y los expertos de la Academia están pidiendo a todos a aprender cuatro pasos sencillos de la seguridad alimentaria durante el Mes de la Educación Nacional de Seguridad Alimentaria en septiembre.

Lave
Las bacterias dañinas pueden sobrevivir en muchos lugares de su cocina y extenderse a la comida y a su familia sino toma las precauciones correctas.
Lávese las manos durante al menos 20 segundos con agua tibia y jabón. Frote el dorso de las manos, entre sus dedos y debajo de las uñas. El lavado correcto de manos puede eliminar casi la mitad de todos los casos de intoxicación alimentaria y reducir significativamente la propagación de la gripe y el resfrío común.
Utilice agua caliente y jabón para lavar las superficies y utensilios después de cada uso, incluyendo los electrodomésticos, encimeras y tablas de cortar. No olvide los paños y toallas de cocina. Lave con frecuencia el ciclo caliente de su lavaplatos. Desinfecte las esponjas con un blanqueador de cloro y reemplace las esponjas gastadas con frecuencia.

Separe
La contaminación cruzada ocurre cuando los jugos o las bacterias de la carne cruda, aves, mariscos y huevos tocan los alimentos cocidos o listos para consumir. Mantenga alejados a estos artículos de otros alimentos en su carro de compras, bolsas de comestibles y nevera. Colóquelos en bolsas de plástico para evitar que los jugos escapen, y en la parte baja del refrigerador para que sus jugos no goteen sobre otros alimentos.
A medida que cocina, mantenga las carnes crudas, aves, mariscos y huevos separados de los alimentos listos para el consumo usando diferentes tablas de cortar, platos y utensilios.

Cocine
“Muchas personas creen que pueden saber cuándo la comida está lista simplemente viendo su color y textura, pero uno de cada cuatro hamburguesas se vuelven marrones antes de llegar a una temperatura segura”, dice Salge Blake.
Un termómetro para alimentos es la única forma segura de garantizar que los alimentos hayan cocido a una temperatura interna suficientemente alta como para matar las bacterias dañinas. Las temperaturas de cocción interna varían de un alimento a otro.

Refrigere
Enfriar los alimentos rápida y adecuadamente retarda el crecimiento de bacterias dañinas y ayuda a prevenir la intoxicación alimentaria. Refrigere los alimentos perecederos dentro de dos horas, o una hora si la temperatura es superior a 90 grados Fahrenheit. Use un termómetro de refrigerador para asegurarse que el refrigerador esté a 40 grados Fahrenheit o menos y el congelador a cero grados Fahreinheit o menos.
Probar incluso un poquito de comida contaminada puede causar enfermedades graves, por lo que debe desechar todos los alimentos caducados. Si no está seguro, recuerde: si tienen dudas, tírelo a la basura.
Lea algunos recursos gratuitos, incluyendo la aplicación “Is My Food Safe?” y la información disponible en HomeFoodSafety.org.
La intoxicación alimentaria es un problema serio que a menudo puede evitarse. Aproveche el Mes de Educación Nacional de Seguridad Alimentaria como una oportunidad para aprender más.

Leave a Comment