Share

Operation Fuel: Hogares Pobres de CT con Déficit de $784 Millones en Facturas de Calefacción

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por: KEITH M. PHANEUF

Traducido por Jamal Fox

Nota del Editor:  Operación de Combustible se asocia con el gobierno local y las organizaciones comunitarias en más de 100 sitios en todo Connecticut para asegurarse que las familias  necesitadas tengan acceso a una asistencia de energía durante todo el año.

Para solicitar cualquier subvención de Operación de Combustible, debe presentar una solicitud a través de una de sus agencias asociadas. Usted puede encontrar su banco local de combustible comunicándose con el 2-1-1, el servicio gratuito de información y derivación de Connecticut. Al llamar al 2-1-1, una línea gratuita en todo Connecticut, los solicitantes hablarán con un personal capacitado, multilingüe y podrán obtener información, referencias o buscar ayuda en una crisis. 2-1-1 funciona las 24 horas del día, todos los días del año. Se dispone de acceso TDD.

Si usted no requiere de ayuda, ¡igual puede ayudar! En 2014, Operación de Combustible ayudó a más de 17.000 personas, incluyendo a más de 6.700 niños, y otorgó ayuda a más de 1.600 adultos mayores. Además ayudó a las pequeñas empresas a reducir su costos de energía a través de su programa Project Best Program. Visite su sitio web www.operationfuel.org para aprender cómo usted puede apoyar sus esfuerzos de garantizar que ninguna casa quede abandonada al frío este invierno, ya que el 92% de las contribuciones ayudan directamente a los necesitados.

Los hogares pobres Connecticut este invierno se enfrentarán a facturas de energía de más de $784 millones por encima de lo que pueden pagar, según un nuevo estudio publicado por Operación de Combustible a principios de este mes.

El informe del grupo de asistencia de calefacción sin fines de lucro, con sede en Hartford, también dijo que el número de hogares que no pueden satisfacer sus facturas de energía de invierno ahora llegan a 305.000, un aumento del 32 por ciento desde 2011. Y esa brecha acumulada de $784 millones se ha triplicado desde el 2006.

“Las facturas actuales de calefacción, refrigeración y electricidad doméstica en Connecticut han elevado la brecha de asequibilidad promedio por hogar. . . a niveles aplastantes”, dijo el economista Roger Colton, quien preparó el estudio para Operación de Combustible.

Las familias de Connecticut con ingresos iguales o inferiores al 200 por ciento del nivel federal de pobreza cada uno deberá pagar casi $2.560 en facturas de energía este invierno que va más allá de su capacidad de pago, dijo Colton, que además agregó que la estimación se basa en una suposición de los patrones climáticos de invierno “normales”.

Si las condiciones son más severas, la brecha de la factura de energía, y el número de hogares afectados, probablemente crecerían.

A pesar de las recientes tendencias que han bajado los precios del petróleo, la “brecha de asequibilidad” de energía doméstica en Connecticut continúa creciendo por varias razones.

Los altos precios de electricidad y gas natural compensan, en cierta medida, el descenso de los precios del petróleo, dijo Colton.

Pero lo más importante, los salarios de los hogares con ingresos bajos y medios todavía no han recuperado de las pérdidas sufridas durante la última recesión.

“No quiero que eso (la disminución de los precios del petróleo) sea una celebración para nadie”, dijo Robert Duff, un demócrata de Norwalk y el nuevo líder de la mayoría del Senado. Demasiadas facturas de energía “aún están fuera del alcance de muchas de nuestras familias en todo Connecticut”, dijo.

Colton agregó que los costos inasequibles de energía del hogar están vinculados con el bajo rendimiento de los estudiantes en la escuela y el aumento de tasas de deserción escolar, la falta de vivienda, y el deterioro de las condiciones de salud – especialmente en los centros urbanos.

“Es mucho más que una cuestión de energía en el hogar”, dijo.

El programa federal de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Ingresos, comúnmente conocida como LIHEAP, proveerá alrededor de $72 millones en asistencia a las familias pobres de Connecticut este año, dijo Patricia Wrice, directora ejecutiva de Operación de Combustible, agregando que esto es demasiado poco para compensar los $784  de la brecha de asequibilidad.

“Muchas de las personas que conocemos han caído al olvido y no son elegibles para LIHEAP,” dijo Wrice. “A veces es porque generan un poco más de ingresos o están atravesando una crisis temporal.”

La organización no lucrativa Hartford, colaborado con $2.1 millones en ayuda del estado, proveerá $3 millones en subvenciones de energía este invierno, dijo, y agregó que esto aún deja un enorme vacío que llenar.

Operación de Combustible también depende en gran medida de las contribuciones del público, dijo Wrice, señalando que los hogares pueden contribuir fácilmente añadiendo $1 a su pago de factura mensual de electricidad.

Leave a Comment