Share

Organización no Lucrativa Ofrece Ayuda Financiera a Estudiantes

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Jacqueline Rabe Thomas | CtMirror.com

 

Los inmigrantes indocumentados posiblemente fracasaron en persuadir a suficientes legisladores del estado en la sesión que acaba de terminar para hacerlos elegibles para una ayuda financiada por el estado, pero el 10 de mayo una organización no lucrativa nacional se levantó para ayudar a cientos de estudiantes indocumentados ingresar a Eastern Connecticut State University.

TheDream.US, una organización no lucrativa nacional, anunció que planea gastar hasta $11,5 millones anuales para dar becas a 700 estudiantes para asistir a las universidades Eastern State o Delaware State.

Cien becas se reservarán para que estudiantes de Connecticut asistan a Eastern, 100 serán reservadas para que estudiantes de Delaware asistan a Delaware State, y las 500 becas restantes se destinarán para estudiantes de otros 16 estados que no permiten a sus estudiantes indocumentados pagar las matrículas estatales más baratas.

Los estudiantes del estado pueden recibir becas de hasta $7,250 al año, y los de fuera del estado pueden recibir hasta $20.000 al año.

Entre los fundadores de TheDream.US están el ex editor del Washington Post, Donald Graham y el ex secretario de Comercio de la administración de Bush, Carlos Gutiérrez.

El anuncio fue realizado por funcionarios de la organización no lucrativa durante una visita a ECSU en Willimantic y celebrado por el gobernador Dannel P. Malloy y Mark Ojakian, presidente del sistema de universidades del estado de Connecticut, incluyendo Eastern.

“La educación es un valor estadounidense; debemos ayudar a cada estudiante que ha trabajado duro”, declaró Graham en un comunicado. “Estamos orgullosos de colaborar con la universidad de Eastern Connecticut State y la universidad de Delaware State, con el increíble liderazgo del gobernador Malloy y el gobernador Markell, para dar a los estudiantes que lo merecen la oportunidad de una educación universitaria asequible.”

“Nuestro estado se beneficia al acoger a los Dreamers a nuestras comunidades y nuestras escuelas”, dijo Malloy, un demócrata que en el pasado ha propuesto dar becas a estos estudiantes.

Ojakian ha estado respaldando un esfuerzo por parte de los “Soñadores” para dar a los estudiantes indocumentados una ayuda financiera de casi $70 millones que el sistema proporciona a los estudiantes. Sin embargo, la legislación no pudo reunir suficiente apoyo en la Cámara estatal de Representantes controlada por demócratas en la sesión que terminó la semana pasada.

“Estamos decepcionados de que esta legislación no aprobó esta sesión. Fundamentalmente, esto era una cuestión de igualdad y justicia ya que nuestros estudiantes estaban pagando a un fondo al que no podían acceder”, dijo Ojakian.

La oposición para disponer de esta ayuda financiera fue feroz, con oponentes preocupados por el impacto de ofrecer a más personas acceso a una ayuda económica en un momento en que los costos de estudio siguen aumentando y la financiación y ayuda estatal para las universidades disminuyen. El presupuesto estatal que se espera que los legisladores revisen esta semana recorta la financiación estatal para las universidades estatales de Connecticut en $25.4 millones, o un 7,1 por ciento, y la ayuda económica financiada por el estado por $3.7 millones, o el 9 por ciento.

Las becas anunciadas comenzarán a ayudar financieramente a los que se graduaron con un promedio de 2.8 GPA y que califican para DACA (Acción Diferida para llegados en la Infancia), una política migratoria que exime de deportación a ciertos inmigrantes que llegaron al país antes del 2007 y antes de cumplir sus 16 años. En Connecticut, hay 7.252 residentes DACA, y en todo el país hay 509.203.

En un comunicado, CT Students for a Dream, una coalición de residentes inmigrantes, líderes empresariales y líderes comunitarios, dijo que ellos “aplauden cautelosamente este esfuerzo por hacer que la universidad sea una realidad para más estudiantes sin documentos”.

“Aplaudimos la invitación del gobernador a los estudiantes indocumentados cuyos sueños de asistir a la universidad son retenidos en sus estados para venir a estudiar en Connecticut. Si bien estamos encantados de escuchar que muchos en nuestra comunidad tendrán la oportunidad de acceder a este programa y que sus sueños de asistir a la universidad se harán realidad, hay mucho más por hacer “, expresó Lucas Codognolla, un líder de la organización.

 

Leave a Comment