Share

“Palos y Piedras Romperán Mis Huesos, Pero Las Palabras Nunca Podrán Herirme”

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

 

Emanuela P. Leaf

A medida que los medios sociales explotan con comentarios y memes denunciando a los candidatos presidenciales republicanos como Donald Trump y Ted Cruz por su dura postura sobre la reforma migratoria y sus comentarios divisivos y despectivos hacia los inmigrantes, el presidente demócrata Barack Obama, ha iniciado el Año Nuevo con una realidad mucho más dura para muchos inmigrantes en todo el país.

Las primeras redadas del 2016, anunciados antes de Navidad por la administración Obama, se enfocaron en familias centroamericanas que habían llegado a los Estados Unidos recientemente. 121 personas fueron deportadas, principalmente de Texas, Carolina del Norte y Georgia.

El Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, indicó que los ataques se enfocaron en adultos y sus hijos que fueron detenidos el 1 de mayo de 2014, fueron emitidos una orden de remoción y no tenían ningún reclamo pendiente de asilo.

Los críticos sostienen que muchas de estas familias podrían haber calificado para el asilo, pero no tuvieron acceso a una representación adecuada para presentar su caso.

En una declaración emitida el 4 de enero de este nuevo año, Johnson explicó que en noviembre de 2014, él emitió nuevas prioridades para la ejecución migratoria como parte de las acciones ejecutivas de rendición de cuentas de inmigración al presidente. Estas nuevas prioridades a nivel de departamento centran nuestros recursos ejecutorios en los criminales convictos y amenazas para la seguridad pública. Estas nuevas prioridades también se enfocan en la seguridad fronteriza, principalmente la remoción de los detenidos en las fronteras o aquellos que ingresaron ilegalmente después del 1 de enero de 2014.

En el año fiscal 2015, el número de aprehensiones por parte de la Patrulla Fronteriza de personas que tratan de cruzar la frontera sur de los EE.UU. de manera ilegal, un indicador de los intentos de cruce fronterizo, se redujo a 331.333. AP informó que esta cifra se elevó a 486.651 el 2014, pero el número no pudo ser confirmado porque la agencia aún no ha emitido sus datos para el año fiscal 2013-14.

Según la agencia, con la excepción de un año, este fue el menor número de aprehensiones en la frontera sur desde 1972. En los últimos meses, sin embargo, la tasa de aprehensiones en la frontera sur ha comenzado a subir nuevamente.

Johnson dijo que en repetidas ocasiones él advirtió, “Nuestras fronteras no están abiertas a la inmigración ilegal. Si vienen aquí ilegalmente, los enviaremos de regreso según nuestras leyes y valores”.

Tal como se ve, estas acciones por parte del gobierno de Obama establecieron el tono para un 2016 que agrandará la reputación del Jefe de Deportaciones. Y para aquellos que quieren ver por debajo de la superficie, y descubrir el verdadero clima político de la reforma migratoria en la carrera presidencial del 2016, consideren el viejo dicho popular, “Palos y piedras romperán mis huesos, pero las palabras nunca podrán herirme.”

Y en este caso, el líder democrático del país, el presidente Obama sigue deportando a las familias de los inmigrantes, haciendo que Hillary Clinton, posiblemente, sea blanda con ellos. Y los candidatos republicanos seguirán hablando, porque usar palabras es todo lo que hacen los candidatos, mientras que los que están en el poder son los que tienen los palos y piedras.

A raíz de las recientes redadas de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la sala de redacción de Tribuna ha recibido numerosas llamadas por parte de miembros de la comunidad en busca de clarificación. Con esto en mente, decidimos publicar en la página 6 las partes más críticas de la declaración oficial emitida el 4 de enero por el Departamento de Seguridad Nacional, destacando algunas de las acciones que el Departamento ejecutará el año 2016.

Leave a Comment