Share

Pocos de los que perdieron Medicaid compraron seguro

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por: Arielle Levin Becker | CTMirror.com

Cuando los legisladores estatales redujeron la elegibilidad de Medicaid para miles de padres de bajos ingresos a principios de este año, ellos argumentaron que los padres podían comprar cobertura con grandes descuentos del mercado de seguro de salud estatal. Pero hasta ahora, solo 140 de los casi 800 que perdieron su cobertura este mes lo hicieron, menos del 20 por ciento.

Los que perdieron cobertura de Medicaid el 1 de septiembre tienen hasta el 1 de octubre para inscribirse a un seguro de salud privado. Pero, a menos que hayan adquirido formas alternativas de cobertura, probablemente no tengan seguro ahora, dijo Jim Wadleigh, director general del mercado Access Health CT. Este es un resultado que los críticos del corte habían advertido.

Cuando se le preguntó por qué no se habían inscrito más personas, Wadleigh apuntó al costo.

“Es caro”, dijo. “Incluso si fuera a $10 por mes, eso es bastante dinero.”

El corte a la elegibilidad de Medicaid afecta a los padres de hijos menores de edad con ingresos por encima del 155 por ciento del nivel de pobreza, equivalente a $37,587 para una familia de cuatro. El gobernador Dannel P. Malloy propuso cortar la elegibilidad a principios de este año, y los legisladores aceptaron, aunque en menor monto, la propuesta original de Malloy para ayudar a equilibrar el presupuesto.

Aunque el número de personas que perdieron su cobertura de Medicaid este mes es relativamente pequeño, se espera que otras 18.550 personas pierdan su cobertura el próximo verano, y las autoridades han indicado que esperan aprender de la experiencia de este grupo más pequeño para poder manejar mejor el próximo corte.

En total, se espera que el corte al programa estatal de Medicaid, conocido como HUSKY, afecte a unos 19.750 padres. Está ocurriendo en dos fases debido a que la gran mayoría de esos padres califican para 12 meses adicionales de cobertura, un requerimiento de la ley federal para las personas con salarios de un trabajo u otra fuente de ingreso laboral.

Los demás 1.200 padres, que no percibieron ingresos, fueron enlistados para perder su cobertura HUSKY el 1 de septiembre. Pero luego se descubrió que casi 400 tenían derecho a una cobertura continua de Medicaid. Por ejemplo las mujeres embarazadas no están sujetas al corte, y otros ahora podrían tener un ingreso que está por debajo del nivel de corte. Se tomó en cuenta a otros 80 como potencialmente elegibles para una parte del programa de Medicaid para personas con discapacidad, según el Departamento de Servicios Sociales del Estado.

Las semanas previas a la fecha de terminación eran confusas para algunos usuarios. Algunos avisos de terminación fueron enviados incorrectamente a personas que no estaban programadas para ser cortadas este mes, dijo la defensora de Salud del estado, Victoria Veltri.

Los trabajadores del centro de llamadas del mercado trataron de llamar a todos los que estaban en la lista para perder HUSKY.

Wadleigh, el director general del mercado, dijo que el centro de llamadas realizaría otra ronda de llamadas a las casi 400 personas a quienes habían dejado previamente mensajes de voz, con la esperanza de ayudarles a inscribirse para el seguro.

Wadleigh dijo que hubo una indicación de que los esfuerzos de difusión habían surtido efecto. A partir del 20 de agosto, menos de 100 personas se habían inscrito para la cobertura a través del mercado. A partir del 10 de septiembre, eran 140 personas.

¿Cuánto les costará la cobertura?

Con créditos fiscales federales descontando los costos de primas mensuales, dos padres en una familia de cuatro ganando $39.000 por año pagarían $153 por mes para un plan compartido de costos y un deducible de $800. Su opción más barata de prima costaría mucho menos: $1,44 por mes. Pero eso vendría con un deducible de $12.400, lo que significa que deberán pagar esa suma antes de que el plan pague por cualquier atención no preventiva. (Por $1,69 por mes, podrían obtener un plan con un deducible de $6.000.)

Hasta ahora, los resultados son similares a la experiencia en Rhode Island, dijo Wadleigh, lo que calificó de lamentable. Cuando ese estado redujo su límite de ingresos de Medicaid, el 11 por ciento de los que se esperaba que perderían su cobertura se habían inscrito en el mercado cuatro meses después, según un análisis realizado por investigadores del Centro para la Ley de Salud y Economía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, realizada en nombre de la Fundación de Salud de Connecticut.

Los investigadores observaron que, si bien muchos probablemente no estaban asegurados, otros habían permanecido elegibles para Medicaid o se habían registrado para una cobertura patrocinada por su empleador.

El nivel de elegibilidad de HUSKY de Connecticut para los niños no cambiará, pero los investigadores advirtieron que el recorte igualmente podría afectar a los niños. Ellos indicaron que Maine redujo la elegibilidad de Medicaid para los padres el 2013 y, dentro de 7 meses, el número de niños matriculados se redujo en un 13 por ciento, a pesar de que los límites de elegibilidad para los niños no habían cambiado.

Cuando fue preguntado sobre la tasa de inscripción, el portavoz de Malloy Devon Puglia dijo, “el presupuesto estaba lleno de decisiones difíciles”. Señaló que Connecticut tiene todavía uno de los umbrales de elegibilidad más altos de Medicaid del país y dijo que el estado sigue ofreciendo un servicio de Medicaid “de primera”. También señaló que el mercado de Connecticut es considerado un modelo para otros estados.

“Hay opciones, y de calidad, para las familias, y es nuestra esperanza que ellos lo utilicen”, dijo Puglia.

Leave a Comment