Share

Proteja su Hogar y su Bolsillo: Cuídese de los Estafadores de Primavera 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Por Catherine Blinder

 

Esta temprana primavera hizo que las florecen salieran anticipadamente, con un clima cálido, días más largos y, por desgracia, estafadores de puerta a puerta tratando de aprovecharse de los propietarios de viviendas de varias maneras. Pareciera que cada año hay más: reparación de chimeneas, suscripciones a revistas, contratos alternativos de energía, corte de césped y jardinería, pintura de casas, instalación de techos y canales, y el tema de esta columna: empresas de pavimentación.

Incluso un invierno tan liviano como la que pasamos puede causar calzadas agrietadas y desiguales.

Pero la elección de repararlos debe ser su decisión, adecuado a su horario y con su pleno conocimiento del acuerdo entre usted y la empresa o contratista de pavimentación.

Si alguien viene a su puerta ofreciendo reparar o repavimentar su camino de entrada, informándole que para obtener un precio con descuento, debe pagar en efectivo y hacerlo de inmediato, diga no. Y no deje que nadie ingrese a su casa a menos que los conozca.

Estas personas o empresas a menudo buscan a residentes mayores, bajando los costos de pavimentación de caminos de entrada y servicios de sellado por mucho menos  que otras empresas cobran. Pero a veces los selladores que ellos utilizan desaparecen con la primera lluvia.

Sus trabajadores a menudo conducen camiones y furgonetas sin logos, sus vendedores van de puerta en puerta, y su argumento de venta por lo general implica un asfalto “sobrante” de algún trabajo cercano que está listo para usar y a precio de ganga. Otras características de las estafas de pavimentación incluyen tácticas de venta de alta presión, contratos confusos y una solicitud de pago en efectivo o cheque personal listo para cobrar.

Conocidos por golpear rápidamente y luego desaparecer, estos ambulantes pueden aparecer días después en un área diferente, haciendo difícil atraparlos. Los departamentos de policía local y del Departamento de Protección al Consumidor a menudo comparten información y colaboran en el seguimiento de pistas facilitadas por consumidores inteligentes.

En mayo de 2015, el Departamento de Policía de Danbury recibió una denuncia de fraude de un residente de 91 años de edad. El dueño de casa dijo a la policía que cuando llegó a casa, encontró a  trabajadores en el proceso de limpieza de la calzada. Los trabajadores le dijeron que su esposa los contrató para sellar y recubrir la calzada. La víctima pagó $2.750 a los trabajadores y más tarde se enteró que su esposa no había acordado el trabajo y nunca firmó un contrato con ellos. Tras la inspección, se determinó que la calzada de entrada no fue reparada o resellada. En lugar de esto, se aplicó una cantidad muy pequeña de sellador de calidad inferior.

Los detectives de la policía de Danbury contactaron al Departamento de Protección al Consumidor de Connecticut. A través de una investigación conjunta, se determinó que hubo ocho casos en la zona remontando a 2012. De los ocho casos, cinco víctimas eran mayores de 60 años de edad. La investigación determinó que el trabajo realizado fue poco profesional, haciendo que el asfalto se separe poco después de completarse el trabajo.

Tres personas fueron acusadas, y están citadas a comparecer en la corte: Legrande Cooper Jr., de New Milford, CT, Kayla Cooper de Cairo, Nueva York, y Coty Cooper de Balston Spa, Nueva York.

Después de la investigación y las detenciones, el comisionado Jonathan A. Harris anunció, “El Departamento de Protección al Consumidor (DCP) continúa trabajando con la policía local para sacar del mercado a cualquier persona que utiliza el pretexto de mejoras para el hogar para encubrir su actividad criminal. Atacar a poblaciones vulnerables de edad avanzada y otros es un acto muy cruel, pero gracias a una investigación conjunta con el Departamento de Policía de Danbury, logramos eliminar a estos estafadores depredadores del mercado y mandar una fuerte advertencia a los demás que acciones como estas son criminales y serán investigados y llevados a la corte”.

Aquí tenemos algunos consejos para ayudarle a tomar decisiones inteligentes:

  • Encuentre a un contratista de pavimentación local si su calzada necesita reparación, hable con amigos, familiares y vecinos para obtener referencias.
  • Verifique que el contratista esté registrado en Connecticut como contratista de mejoras para el hogar, comunicándose con el Departamento de Protección al Consumidor.
  • Consulte con su ciudad para ver si requiere permisos, y téngalos listos antes de comenzar el trabajo.
  • Haga que su contratista le facilite todas las garantías por escrito.
  • Pida siempre un contrato firmado y fechado para el trabajo de pavimentación, con todo el idioma requerido por la ley, ya que le protegerá de posibles daños o malos entendidos.
  • Tiene un aviso de cancelación de tres días que le permite cambiar de opinión, asegúrese de saber cómo contactar a la empresa para cancelar si lo desea.

Para verificar el registro de un contratista, y ver los requisitos de los contratos de mejoras para el hogar, por favor visite el sitio del Departamento de Protección al Consumidor en www.ct.gov/dcp o llame a la agencia al (860) 713-6110, línea gratuita 1-800 -842 a 2649.
Para presentar un reclamo, envíe un correo electrónico al Departamento a dcp.frauds@ct.gov. Para otras preguntas, llame a la línea directa al 860.713.6300.

 

Este artículo fue escrito por Catherine Blinderdirectora de educación y divulgación del Departamento de Protección al Consumidor del Estado de Connecticut. Para saber más sobre cómo el Departamento de Protección al Consumidor puede ayudarle, visítenos en línea en www.ct.gov/dcp. 

Leave a Comment