Share

Trabajadores de Salud Comunitaria Traen la Salud a Su Puerta

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Emanuela P. Leaf

Imaginen a un trabajador, miembro de un equipo de atención médica, que visita a los pacientes en sus hogares y promueve comportamientos saludables. En una casa, este trabajador puede recordar a un anciano a tomar sus medicamentos para presión arterial, en el siguiente, quizás trabaje con una mujer diabética para mejorar su dieta. O puede recordar a las adolescentes embarazadas sobre sus citas médicas, educar sobre la lactancia materna, animar a aquellos con vidas de alto riesgo a hacerse pruebas del VIH y ayudar a la gente a acceder a un seguro de salud.

Existen estos trabajadores. Se les llama los trabajadores comunitarios de salud (CHW en inglés) y pueden encontrarse en las comunidades rurales y urbanas. Ellos comparten su etnicidad, idioma, estatus socioeconómico y experiencias de la vida con miembros de la comunidad.

Diez estados han establecido un proceso de certificación para formalizar los conocimientos y habilidades de CHW y aumentar su reconocimiento laboral. Los beneficios de la certificación son que los proveedores de atención de salud tienden a contratar a los trabajadores certificados por CHW y los programas de Medicaid y los seguros privados de salud tienen más probabilidades de aprobar los pagos por los servicios prestados por trabajadores certificados por CHW.

La Fundación de Salud de Connecticut (CT Health), la organización filantrópica independiente de salud más grande del estado dedicada a mejorar las vidas cambiando los sistemas de salud, emitió un informe de política que describe cómo los trabajadores comunitarios de salud (CHW) pueden mejorar los resultados de salud, reducir las disparidades de salud y contener los costos.

“CT Health espera que esta investigación y los avances en otros estados proporcionen la evidencia y el modelo necesario para convencer a los que toman decisiones importantes en Connecticut que los trabajadores comunitarios de la salud deben ser apoyados mediante la capacitación, certificación, transformación práctica, y pagos si el estado quiere satisfacer las necesidades cambiantes del sistema de atención de salud”, dijo Elizabeth Krause, vicepresidente de política y comunicaciones.

“Las intervenciones de CHW ayudan a los pacientes a entender y adherirse a las instrucciones de los médicos luego de su visita. Esto es importante ya que nuestro modelo de atención de salud se aleja del sistema tradicional de pago por servicios y se convierte en una adquisición nueva basada en valores: el pago de servicios de una manera que premia a los proveedores de atención de salud por ofrecer una mejor atención a un menor costo”, dijo Krause.

El análisis, recalcado en el reporte El Sistema de Salud del Futuro Necesita a Trabajadores Comunitarios de Salud: Una Agenda de Política de Connecticut, fue encargado por CT Health y realizado por el Centro de la Escuela de Medicina para la Ley de Salud y Economía de la Universidad de Massachusetts (UMass).

El informe de política describe los pasos que pueden guiar los esfuerzos de Connecticut para crear un sistema de salud que sea proactivo y que responda a las expectativas de lo sistema de salud del mañana. Connecticut tiene una posición única en seguir adelante como líder en la implementación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible. Por ejemplo, la subvención del Modelo Estatal de Innovación de Connecticut está a un paso de cultivar una robusta fuerza laboral de CHW.

“Los médicos a menudo se sienten frustrados porque no pueden influir en las acciones de sus pacientes una vez que estos salen del consultorio. CHW extiende la atención de salud más allá de las paredes de la clínica. Ellos ayudan a sus clientes a gestionar su propia salud”, dijo Katharine Londres, directora del Centro de la Facultad de Medicina para la Ley de Salud y Economía de UMass y autora principal del reporte.

Pero los trabajadores de salud dentro de la comunidad no son un concepto nuevo.

De acuerdo con American Journal of Public Health, muchos otros países han descubierto que los CHWs han sido miembros importantes de sus equipos de salud durante décadas. Brasil es un excelente ejemplo de un país que comenzó a usar los CHWs en la década de los 80. Los excelentes resultados de salud atribuidos a los CHWs fueron tan importantes que en 1994, el gobierno los incluyó en los equipos de atención primaria del Programa Nacional de Salud de la Familia.

Hoy en día, cada equipo está compuesto por un médico, una enfermera profesional, una enfermera técnica, otros profesionales de salud y seis o más trabajadores de salud comunitaria. Cada equipo sirve de 3.450 a 4.500 personas. Luego de tres décadas de organización y luchas colectivas, todos los CHWs brasileños tienen un título de asociado y son muy respetados por los profesionales de salud y el pueblo de Brasil. Los Estados Unidos puede ver a Brasil como un excelente modelo de atención en equipo que incluye a trabajadores de salud comunitaria que promueven la salud y bienestar de su población.

Para más información sobre la labor de la Fundación de Salud de Connecticut, por favor visite su sitio web en http://www.cthealth.org/.

Leave a Comment