Share

Tragedia en Mariana: Cientos de Miles Afectados Por Falta de Agua

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

 

Governador Valadares Paralizado. Más de 280 mil personas se quedaron sin agua.

Por JHONNATHAS TRINDADE 20/11/2015
CONTRIBUCIÓN ESPECIAL PARA TRIBUNA CT
GOVERNADOR VALADARES (MG)

Orillas del Rio Doce en el centro de la ciudad. Ibituruna, su principal atractivo turístico, está al fondo

El día 5 de noviembre de 2015 será una fecha que nunca será olvidado en el calendario brasileño. Ese día ocurrió el mayor desastre ambiental en el país. Una represa de una mina de minerales de hierro se filtró, ocasionando lodo e inundaciones enormes. La represa pertenece a la compañía Samarco, propiedad de dos accionistas: la anglo-australiana BHP Billiton Brasil Ltda. y la brasileña Vale S.A.

El lugar: Mariana. El himno oficial del primer pueblo, ciudad y capital del estado de Minas Gerais, dice así: “¿Quién viene a perturbar a mi bella princesa que duerme en los bosques?”. Esta es la ciudad que vio a su distrito de Bento Rodrigues devastado. Nunca volverá a ser la misma. Cientos de personas perdieron sus hogares, siete muertos fueron identificados, cuatro cuerpos esperan ser reconocidos y doce personas siguen desaparecidas.

Pero sucedió algo inesperado, el lodo tóxico afectó al Rio Doce, uno de los ríos más importantes de Brasil porque su curso envuelve la más grande cuenca hidrográfica del sureste del país. La ciudad más afectada fue Governador Valadares, donde el suministro de agua de la ciudad fue paralizado. Sus 280.000 habitantes se quedaron sin una gota de agua, y todos los distribuidores de agua embotellada agotaron su stock. La ciudad se paralizó, se decretó estado de emergencia, y las escuelas y universidades suspendieron sus actividades. Luego comenzó una campaña por el agua. Se crearon campañas de donaciones y Samarco se hizo responsable de proveer suministros y abastecer a la ciudad, pero para que la población tenga una cantidad mínima de agua, serían necesarios quince millones de litros de agua al día, pero la compañía sólo podría proporcionar cuatro millones.

Valadares se convirtió en un caos, varias personas dejaron sus casas y se fueron a otras ciudades. La solución que ofreció el Servicio Autónomo de Agua y Alcantarillado de la ciudad, SAAE, era tratar el agua del río Doce con coagulantes poliméricos de acacia negra, que separa el lodo del agua. Pero esta agua está siendo distribuida a los residentes con un olor muy fuerte y con una alta cantidad de cloro, aunque puede ser consumida. Ante esta situación, varios rumores surgieron en las redes sociales diciendo que esta agua estaba contaminada pero fueron rápidamente desmentidos por el ayuntamiento de Governador Valadares. El uso de agua suministrada por SAAE, sin embargo, sirve para la limpieza en general y para el baño. Pocas personas se han arriesgado a beber esa agua. Por esta razón, las campañas de donaciones de agua potable continúan.

El Rio Doce prácticamente murió. No hay vida bajo sus aguas, varias familias que dependían de la pesca perdieron sus medios de vida. Se estima que tomará años, décadas e incluso siglos para la recuperación total del río y será muy caro. La esperanza es que un día este río regrese a la vida, con su riqueza natural, sus peces que alimentaron a muchas familias y el agua que cerca de tres millones de personas necesitan.

Leave a Comment