Share

Usted Tiene Una Opción. ¡Dele a Su Bebé Una Oportunidad!

Este artículo también está disponible en: Inglés

Traducido por Jamal Fox

Ciertos sentimientos abrumadores de miedo, vergüenza y desesperación pueden hacer que una mujer embarazada haga cosas impensables. Lo que las mujeres en Connecticut no saben es que existe una ley que les ofrece más que dos opciones: abortar o criar. La ley de Safe Haven les da una tercera opción. No es necesario revelar su nombre, la policía no serán notificada, su bebé recibirá atención médica y usted también, si fuera necesario. El bebé será adoptado y tendrá la oportunidad de un nuevo comienzo. No tenga miedo de usar la Ley Safe Haven.

La Ley Safe Haven fue ratificada en Connecticut el 1 de octubre de 2000, y salva vidas de bebés.

“La ley permite a las madres angustiadas dejar anónimamente a su bebé, hasta 30 días después del nacimiento, en las salas de emergencia de los hospitales sin temor a ser procesadas”, explicó la Representante Estatal recientemente jubilada Pam Sawyer. “Los bebés gozarán de exámenes físicos completos y atención médica según sea necesario. Después de darle el tratamiento necesario, el bebé es colocado lo más pronto posible en hogares compasivos”.

Desde la fecha de vigencia, se han abandonado a cuatro bebés. Un bebé fue abandonado en Branford en julio de 2004. Dos bebés fueron abandonados el 2001 en Greenwich y Brookfield, y uno en Groton en agosto de 2006. Todos los cuatro bebés sobrevivieron y gozaron de una segunda oportunidad. Dos fueron adoptados, y dos viven con familiares.

También desde la fecha de vigencia, 24 bebés han sido llevados a una sala de emergencia en conformidad con la ley Safe Haven. Se adoptaron a veintitrés recién nacidos, y una madre reclamó a su hijo.

No hay restricción de edad para aquellas madres que deseen renunciar a su bebé. Todas las mujeres embarazadas pueden llevar a su bebé a la sala de emergencias de un hospital.

“Hay diferentes variaciones de este ley en todo el país”, indicó Sawyer. “En Connecticut, una vez que se entrega al bebé, él o ella es colocado en una casa de pre-adopción.”

En todo el país, ha habido casos donde parejas jóvenes ingresaron juntos a una sala de emergencias, dijo Sawyer. “Ha habido casos reportados en otras partes del país donde los papás entregaron al bebé. Debido a que Connecticut garantiza la privacidad de los padres, no tenemos muchos datos reportables. Una de las condiciones imperativas de la Ley Safe Haven es hacer que ambos padres se sientan seguros”.

La ley encomienda al Departamento de Niños y Familias (DCF) el cuidado del bebé. La Ley Safe Haven trata el caso como una rendición de pre-adopción – un periodo de 30 días luego que los padres entregaron al bebé para poder cambiar de opinión.
Si los padres o la madre cambian de opinión, deben comunicarse con el DCF de inmediato y también solicitar un abogado a la corte. Si no siguen estos pasos con prontitud, el tribunal puede poner fin a su patria potestad en la primera audiencia de la corte. A veces, es posible que los padres recuperen a su bebé pero deben antes someterse a una consejería.

Aunque Sawyer se retiró recientemente de su cargo como representante del estado, su diligencia y pasión por crear conciencia sobre esta ley sigue siendo fuerte. “Mi trabajo se ha convertido en una misión de mi vida por seguir difundiendo la ley Safe Haven”.

Un embarazo no deseado puede ser una experiencia traumática. Pero existe una opción segura para usted y su bebé. Para más información sobre la Ley Safe Haven, comuníquese con Infoline 211.

Leave a Comment